Cultura

El idilio entre el cine y la música continúa con "Blinded by the Light"

El idilio entre el cine y la música continúa con

El idilio que parecen vivir el cine y la música en los últimos meses tras la oscarizada “Bohemian Rhapsody” y las exitosas “Rocketman” y “Yesterday”, continúa con “Blinded by the light”, donde las letras de Bruce Springsteen sirven para recordar que con esfuerzo cualquier sueño se cumple.

La película sobre Freddie Mercury y Queen, ganadora de cuatro Óscars, incluido el de mejor actor (Rami Malek), recaudó más de 900 millones de dólares en todo el mundo y abrió la veda para proyectos similares, como “Rocketman” (sobre Elton John), que ingresó cerca de 200 millones de dólares, y “Yesterday” (una parábola en torno a The Beatles), que suma más de 135 millones desde su estreno en verano.

Nueva propuesta

Ahora es el turno de una propuesta mucho más austera, con un presupuesto de 15 millones de dólares -la cifra que invirtió Warner Bros. en adquirir el proyecto durante el pasado Festival de Sundance- y bajo la dirección de Gurinder Chadha (“Bend it like Beckham”), una gran admiradora de “The Boss”, aunque no tanto como Sarfraz Manzoor, coguionista y la persona en la que se basa el personaje protagonista.

Manzoor, que ha visto más de 150 veces a Springsteen en concierto, escribió las memorias “Saludos desde Bury Park”, fuente de inspiración de esta cinta que contó con el visto bueno del artista de Nueva Jersey desde el primer momento, en parte porque “Bend it like Beckham” es una de las películas favoritas de su esposa, Patti Scialfa.

El actor Viveik Kalra es quien interpreta a Manzoor en la ficción como Javed, un adolescente británico de ascendencia paquistaní que vive en la austera ciudad inglesa de Luton a finales de la década de 1980, durante los últimos años de Margaret Thatcher en el poder.

En medio de la inquietud social y económica de la época, Javed escribe poesía como vía de escape ante el racismo del Frente Nacional y la mano de hierro de su padre, de valores muy conservadores.

Pero cuando el joven descubre la música de Springsteen, se ve reflejado en esas célebres letras sobre la clase trabajadora, ve una salida para sus sueños reprimidos y comienza a encontrar la confianza para encontrar su propia voz.

La música

La película, con una banda sonora de impresión (suenan también Pet Shop Boys y A-Ha), emplea más de una docena de temas de “The Boss” -incluida “I’ll Stand by You”, nunca editada anteriormente y creada originalmente para “Harry Potter and the Sorcerer’s Stone”-.

Aunque la canción de la que hace un mejor uso es “Born to Run”, que sirve de motor para una maravillosa secuencia de baile, liberación y alegría por las calles de Luton.

También suenan la primera versión en directo de “The River” (1979, en el Madison Square Garden); una versión acústica de “The Promised Land” y clásicos como “Badlands”, “Hungry Heart”,“Thunder Road”, que convierte una rutinaria mañana de sábado en toda una celebración de la vida y el amor, o “Dancing in the Dark”, cuyas letras se proyectan en los edificios y muros de la ciudad.

Curiosamente, y según cuenta la directora, Springsteen se sintió tan inspirado al ver la película que se animó a dirigir él mismo. El resultado fue “Western Stars”, su debut tras las cámaras como realizador (con ayuda de su socio Thom Zimny), una obra documental que acaba de presentar en el Festival de Toronto sobre la creación de su último disco de estudio.

“Blinded by the Light” se estrena en España el día 20. EFE

EB