Cultura

Nueva ola de artistas quiere hacer el mariachi tan popular como el reguetón

Nueva ola de artistas quiere hacer el mariachi tan popular como el reguetón

Después de años sin sangre nueva, el mariachi y las rancheras, los géneros más icónicos de la música regional mexicana, tienen como aliados a nuevos talentos que sueñan con impulsar un movimiento de alcance mundial, similar al que han logrado los artistas urbanos con el reguetón.

En entrevistas con Efe, jóvenes compositores e intérpretes estadounidenses, mexicanos y colombianos han expresado su amor por las canciones que inmortalizaron grandes como Javier Solís, Jorge Negrete y Pedro Infante. Tanto, que están dedicando sus carreras a hacerla "cool".

"El mariachi se toca en todas partes del mundo. Si vas a Japón te vas a encontrar con uno", dice el joven artista Alex Fernández. "Ya es un género internacional, ahora lo que falta es que los jóvenes se emocionen con nuestra música tradicional, como me pasó a mí desde mi infancia", añadió.

"Lo que se necesita es difusión y salir de los estereotipos", indica por su parte Christian Nodal. "Todos ven el sombrero de charro y saben de qué se trata. Lo que no saben es que muchos jóvenes estamos en esto y que queremos salir del encasillamiento", explicó.

A sus 20 años, Nodal va por su segundo disco de música de un estilo que ha apodado como "mariacheño", una mezcla de mariachi con base rítmica de la polka clásica del género norteño.

A pesar de representar a la tercera generación de una dinastía de populares cantantes del género (es nieto de Vicente e hijo de Alejandro Fernández), Alex, de 25, se lanzó el año pasado con un álbum de mariachis, con un estilo más tradicional imposible.

Hasta ahora, la más destacada dentro de la nueva ola de artistas tradicionales mexicanos es Ángela Aguilar, quien es estadounidense y también es parte de una dinastía. Sus abuelos Antonio Aguilar y Flor Silvestre están en el "olimpo" del mariachi y las rancheras, así como su papá, Pepe Aguilar.

"Yo estoy aquí para honrar a mi familia, a mi abuela y a todas las mujeres que cantaron esta música antes que yo", dice la joven de 15 años, quien ya tiene una nominación a los Grammy anglosajones.

Pero no solo se trata de mexicanos o hijos de mexicanos. En Colombia también está surgiendo una generación de jóvenes que se quieren destacar con el sombrero del charro. Entre ellos, se ha destacado Pipe Bueno, quien después de hacerse un nombre en su país con la música urbana decidió abrazar la banda sonora de su infancia.

"Estoy completamente seguro que uno de los mejores momentos del mariachi está llegando. Los géneros musicales en general se hacen fuertes por la diversidad de artistas y opciones que se le brindan al público, y en este momento hay una nueva ola muy sólida que respalda esta música", considera Bueno.

"Lo que hacía falta para que de nuevo la chispa de esta música se encendiera, era tener artistas que fueran ya el relevo generacional y jóvenes que motivaran y le dieran la oportunidad a nuevos públicos a sentirse identificados con el género y eso ya sucedió", asegura.

La industria discográfica, que por años consideró al mariachi y las rancheras un género sin atractivo para las nuevas generaciones, ha comenzado a prestar atención.

"Todos estamos haciendo nuestra parte", afirma Alex Fernández. "No solo las nuevas generaciones", explicó.

EFE / MV