Deportes

Alex Romero no se considera un pelotero de playoffs, aunque sus números dicen lo contrario

Alex Romero no se considera un pelotero de playoffs, aunque sus números dicen lo contrario

¿15 postemporadas consecutivas no son suficientes para ser considerado un pelotero de estas instancias? Para Alex Romero, al parecer no. A pesar de sus históricos guarismos en playoffs y de ser solicitado por diferentes equipos como refuerzo, el experimentado guardabosque no se considera un jugador con habilidades especiales en enero.

Desde la temporada 2004-2005, Romero no ha faltado a la fiesta de la postemporada. Primero, con los Tigres de Aragua, con los disputó ocho playoffs, incluyendo seis finales y, luego, su experiencia ha hecho que los equipos recurran a él, reforzando a las Águilas del Zulia, Leones del Caracas, Cardenales de Lara y Navegantes del Magallanes.

“No sabía que tenía esa continuidad en estas instancias de postemporada aquí en Venezuela. Simplemente, soy un pelotero que sale a hacer las pequeñas cosas. Es un logro más, 15 postemporadas”, dijo el zuliano, que, por segunda ocasión, se enfunda la camiseta de los turcos. “Para nadie es un secreto que trato de dar lo mejor de mí, de ayudar a los equipos que me soliciten, como Magallanes, que me eligió de refuerzo. No hay mejor agradecimiento que ayudar al equipo a ganar”.

En semifinales, Romero tiene promedio vitalicio de .306, en 177 encuentros, con 191 hits, 34 dobles, 96 carreras anotadas y 88 empujadas.

“No me considero un pelotero de este tipo de instancias, eso lo dirá la gente. Yo simplemente, trato de dar lo mejor de mí, trato de hacer mi trabajo”, reflexionó el beisbolista, de 35 años de edad.

Si esos números no son suficientes, hay que agregar que el marabino es décimo de por vida en turnos al bate en postemporada (sin incluir finales), y está a dos del noveno puesto ocupado por Tomás Pérez (626). Si aún falta, sólo Edgardo Alfonzo (.314), Ronny Cedeño (.312) y Ramón Hernández (.312) tienen mejor average que él, con al menos 500 turnos en postemporada, y Romero suma 624 visitas al plato, de acuerdo al motor de búsqueda de Pelota Binaria. Por si fuera poco, está a solo cuatro anotadas de ser el sexto jugador con al menos una centena de rayitas registradas en este tipo de instancias.

“No vivo de lo que he hecho en mi carrera, vivo el día a día y trato de mejorar a diario. Si vivimos del pasado, nos olvidamos del presente”, expresó Romero, que acumula un porcentaje de embasado (OBP por sus siglas en inglés) de .366 y es superado apenas por René Reyes, entre los peloteros con 600 turnos como mínimo en playoffs.

El jardinero, a pesar de acumular tantos compromisos en todas las fases de enero (225), atesora en su memoria un momento, que cataloga como uno de los más importantes en su trayectoria en la pelota. “Esa final con los Tigres, cuando le ganamos a Magallanes”, respondió de inmediato, refiriéndose, a la fase decisiva de la zafra 2006-2007, cuando en el quinto juego de esa final, estando abajo 10-8, con dos outs en el noveno inning y bases llenas, Romero dio doble barre bases que le dio el título a los bengalíes. Terminó como el “Jugador Más Valioso” de esa final, otro de sus logros en playoffs.

Romero fue un pelotero clave en la Dinastía de Aragua, disputó seis finales con los Tigres y ganó cuatro

“También, tuve un momento con Magallanes, cuando le ganamos a Caribes en Valencia. Fue un juego muy bonito, que estábamos perdiendo y me fue bien ese día para ayudar al equipo a clasificar a la final”, reveló el bateador zurdo, que ese 19 de enero de 2016, ligó de 5-2, con dos empujadas y pegó un jonrón de dos rayitas en el quinto tramo, que sirvió para empatar el juego y el despertar de la ofensiva naviera.

Ahora, nuevamente con los Navegantes, Romero ha seguido haciendo lo que mejor sabe hacer: dar incogibles y batear para promedio. Previo al sexto desafío ante los aborígenes en la primera fase de la postemporada, el zuliano es líder de la nave en hits conectados (9) y en average (.391).

“Aquí los peloteros saben lo que tienen que hacer, son bastante experimentados. Para nadie es un secreto que hay que hacer las jugadas de rutina, hay que hacer los outs, pero también hay que tener un poco de suerte”, opinó el guardabosque, que también cuenta entre sus mejores momentos en playoffs, compartir en el terreno con Endy Chávez. “Estuve con él en las Águilas y en los Tigres, es un tipo de persona que ha dado demasiado por el beisbol venezolano”.

Muy probablemente, salvo algún hecho de infortunio, Romero seguirá inscrito en algún lineup de equipos que participen en las postemporadas siguientes y, aún con 35 años de edad, pueda alcanzar a Robert Pérez con más playoffs jugados en Venezuela (19).

Fuente: LVBP
YS