Economía

Petróleo de Texas cae más del 5% ante el temor de que se dilate la guerra comercial

Petróleo de Texas cae más del 5% ante el temor de que se dilate la guerra comercial

El precio del petróleo de Texas (WTI) para entrega en julio caía este jueves un 5,11 % (-3,14 dólares) y una hora después de la apertura del mercado el barril cotizaba a 58,28 dólares en la Bolsa Mercantil de Nueva York, por el temor de los inversores a que se dilate la guerra comercial entre EE.UU. y China.

Los futuros del petróleo tejano siguen acumulando pérdidas tras las caídas en las sesiones anteriores, ya que el mercado se prepara para una prolongada guerra comercial entre Estados Unidos y China, con datos de fabricación decepcionantes en ambos países, según los analistas, y señales de que las tensiones en Oriente Medio y el estrecho de Ormuz persisten.

La crisis de Huawei y el mandato presidencial de Donald Trump de no vender componentes al gigante chino por seguridad nacional incrementa aún más las preocupaciones en lo que se ha denominado ya la 'guerra fría tecnológica' entre las dos economías más grandes del mundo.

El analista Carsten Fritsch, de Commerzbank, señaló a la CNBC el "delicado sentimiento general del mercado y la venta masiva de productos básicos, mientras que el oro sube, patrón típico de querer aminorar el riesgo".

Efectivamente, el oro viene subiendo estos días -hoy lo está haciendo en un 0,7 %- , como lo hace también el dólar estadounidense, inversiones más seguras en tiempo revueltos en los mercados de acciones.

Lo que ha provocado que el descenso del crudo aún sea más acusado son los últimos datos del informe de la Administración de Información de Energía de EE.UU, ya que los inventarios de crudo aumentaron en este país en 4,7 millones de barriles en la última semana, en su nivel más alto desde julio de 2017.

Y esto cuando los analistas habían pronosticado una disminución de 599.000 barriles a medida que las refinerías redujeran la producción.

Ahora hay más oferta de crudo y miedo a menores ventas por la guerra comercial y el menor crecimiento económico mundial.

EFE / EB