Mundo

3 recetas en el Día Internacional de la Croqueta

3 recetas en el Día Internacional de la Croqueta

Hoy 16 de enero se celebra el Día Internacional de la Croqueta y no nos hemos podido resistir a seleccionar nuestras recetas de croquetas favoritas.

A continuación tres recetas fàciles, económicas y buenas para cocinar este Día Internacional de la Croqueta junto a tus seres queridos.

1 - Croquetas de queso y mostaza de Dijon

Ingredientes para 40 unidades: 50 g de mantequilla, 70 g de harina de trigo, 500 ml de leche, 3 quesitos en porciones, 25 g de mostaza de Dijon, 1 huevo, pan rallado y sal.

Elaboración: Comenzamos calentando a fuego medio la mantequilla en una sartén, cacerola o cazuela amplia. Una vez fundida añadimos 50 gramos de la harina de trigo (el resto lo reservamos para el formado de las croquetas) y removemos durante un par de minutos de forma que la harina se integre bien con la mantequilla y se cueza al mismo tiempo. A continuación añadimos la mitad de la leche, que habremos calentado previamente. Removemos con unas varillas metálicas para diluir cualquier posible grumo y añadimos los tres quesitos y la mostaza de Dijon. Removemos durante un par de minutos antes de añadir el resto de la leche y dejar cocer durante unos 15 minutos a fuego suave al tiempo que removemos. Cuando la masa de las croquetas esté lista la pasamos a una fuente, cubrimos con papel film (que toque la masa para que no forme costra) y dejamos enfriar antes de introducir en la nevera. Un par de horas de reposo será suficiente, mejor si es toda la noche y formamos las croquetas al día siguiente. Formamos las croquetas, pasamos por harina (sacudiendo para retirar el excedente), huevo batido y pan rallado. Freímos en abundante aceite de oliva virgen extra caliente, escurrimos sobre papel absorbente y servimos inmediatamente.

2 - Croquetas de carne picada

Ingredientes para seis personas: 50 g de harina de trigo, 30 g de mantequilla, 150 h de carne picada, 500 ml de leche, 50 ml de fondo de carne, sal, pimienta negra molida, 2 huevos, 50 g de pan rallado y aceite de oliva.

Elaboración: Freímos ligeramente la carne en dos cucharadas de aceite de oliva. Una vez la carne ha cambiado de color, salpimentamos y añadimos la mantequilla y la harina. Removemos de forma que los trocitos de carne picada absorban la harina y se forme una especie de masa. Trabajamos la masa durante un par de minutos para que la harina no esté cruda y añadimos un chorrito de leche. La técnica para que las croquetas no tengan ningún grumo es sencilla: añadir la leche muy despacio, dejando que sea la masa la que la vaya absorbiendo, en lugar de añadirla de golpe y tener que desleír la masa en la leche. Cuando la bechamel esté hecha, tras unos 20 minutos, añadimos el jugo de carne y probamos para rectificar si fuera necesario añadiendo un poco más de sal. Una vez lista, enfriamos la masa en una fuente y al día siguiente formamos las croquetas, pasando por huevo y pan rallado, y freímos en aceite de oliva muy caliente.

3 - Croquetas económicas de setas

Ingredientes para unas 30 croquetas: 1 litro de leche entera (sobrará), 15 g de setas deshidratadas, 1/2 cebolla, 3 cucharadas de harina, 100 g de mantequilla. sal, pimienta, nuez moscada, huevos y pan rallado.

Elaboración: Rehidratamos las setas, sumergiéndolas unos 20 minutos en agua templada. Tras ese tiempo tendremos una cantidad abundante, equivalente a unos 150 g de setas frescas. Las escurrimos bien y picamos en trocitos pequeños, que serán los tropezones que encontraremos en cada croqueta. Picamos media cebolla en trocitos muy pequeños. En una sartén amplia, fundimos la mantequilla y en ella rehogamos la cebolla picada y las setas durante unos tres o cuatro minutos. Salpimentamos y bajamos el fuego al mínimo y añadimos la harina de golpe. Con una cuchara de madera, vamos removiendo para que la harina se reparta sobre el salteado, cubriendo cada porción de cebolla y setas, y formando una especie de pasta pegajosa. Dejamos que se tueste la harina removiendo la masa hasta que comience a tomar color. Añadimos un chorro de leche y removemos la pasta, dejando que vaya absorbiendo el líquido hasta que prácticamente haya desaparecido. Seguimos añadiendo chorros de leche, y dejando que se disuelva la pasta, poco a poco, no tardaremos más de 15 minutos en haber añadido prácticamente tres cuartos de litro de leche o un poco más, hasta que nuestra masa de croquetas esté perfecta y a nuestro gusto. Añadimos un pequeño toque de nuez moscada y apagamos el fuego, removiendo para integrar el sabor de la especia con el intenso sabor de las setas en la bechamel. Extendemos la masa sobre una fuente y dejamos enfriar. Finalmente, formamos las croquetas y pasamos por huevo batido y pan rallado. Freímos en aceite de oliva muy caliente, escurrimos sobre un papel absorbente y servimos inmediatamente.

No olvides consultar nuestra sección especial de Recetas para completar el menú.

Fuente: Directo al paladar

SP