Venezuela

¡SEPA! Cada equipo de la LVBP necesitaría un millón de dólares para organizar la temporada y demostrar a MLB que no dependen de Pdvsa

¡SEPA! Cada equipo de la LVBP necesitaría un millón de dólares para organizar la temporada y demostrar a MLB que no dependen de Pdvsa

Tras la renuncia del presidente de la LVBP, Juan José Ávila, y del vicepresidente de la liga, Esteban Palacios -que se conoció de forma extraoficial- los fanáticos del principal pasatiempo deportivo del país temen que la próxima temporada no pueda realizarse.

La realización del béisbol invernal quedó a la deriva tras la decisión de la MLB de desconocer el torneo local, mientras el gobierno de Donald Trump no exprese su visto bueno. Pero también desde Miraflores presionan para que el torneo 2019-2020 se lleve a cabo a como dé lugar, en medio de la peor crisis económica y social que haya vivido la Venezuela contemporánea.

El periodista especializado en deportes, Ignacio Serrano, explicó en su portal web El Emergente que la liga local ocurre gracias al apoyo de empresas privadas y, cada vez más decisivamente, al patrocinio estatal.

“La desaparición de marcas que tradicionalmente se involucraron en el béisbol ha hecho que la dependencia con el poder central sea mayor, en un país donde prácticamente todo, desde las cajas CLAP hasta la importación de alimentos o antes el cupo Cadivi, depende del gobierno de facto”, comentó.

Luego de que MLB anunciara que ni sus jugadoers, ni coaches o mánagers pueden sumarse al torneo local por las sanciones al régimen de Nicolás Maduro, los clubes han tenido que recomenzar desde cero en plena cuenta regresiva: “Los peloteros de la Liga Nacional Bolivariana están disponibles. También los de ligas independientes, los de México y Europa. Aunque no todos. Aquellos de nacionalidad estadounidense o con residencia en ese país corren el mismo riesgo de sanción, si la OFAC se pronuncia en contra. También los que tienen vínculos personales y familiares con Estados Unidos, lo que abarca incluso a directivos de varios clubes, si no todos, incluyendo a los dos elencos que se identifican con la línea oficial”, explica Serrano.

Es por esto que tres de los conjuntos que componen la Liga han advertido que realizar el campeonato en estas circunstancias es imposible: “Al menos dos escuadras piensan en contrario, pero sus voceros consultados admiten escepticismo y reconocen que, en el mejor de los casos, existe un 65 por ciento de posibilidades”.

Es por esto que los clubes se mueven para encontrar soluciones alternas que les permitan cubrir lo que PDVSA y otros entes han aportado en los últimos años. La iniciativa consiste en un grueso aporte monetario por club que se ve muy cuesta arriba:

“La idea es poder demostrarle a la MLB que la LVBP puede disputarse sin el apoyo de las empresas gubernamentales. Fuentes indican que se requiere cerca de un millón de dólares por club para que sea viable. Pero no ha sido posible llegar a esas cifras todavía, en medio de una devastadora crisis económica que ha reducido el Producto Interno Bruto a cifras que no se veían desde la primera mitad del siglo 20″, amplió Ignacio Serrano.

El Emergente

Más noticias: