Vida

Bizcocho casero de zanahoria, esponjoso y fácil

Bizcocho casero de zanahoria, esponjoso y fácil

El bizcocho de zanahoria casero con frosting de crema de queso se está convirtiendo en uno de los bizcochos más populares y trendy de la actualidad. La combinación de la textura esponjosa de este bollo y el frosting de queso que lo cubre resulta irresistible para el paladar.

Este bizcocho admite dos versiones: con o sin frosting de queso. Puedes elaborarlo de la manera que prefieras. La receta es la misma, únicamente si quieres añadirle la cobertura de queso tendrás que esperar a que el bizcocho se enfríe y extenderla por encima.

Antes de comenzar con la elaboración de esta receta, necesitarás contar con un molde óptimo para dar forma al bizcocho. Nosotros hemos utilizado un molde rectangular de 20 cm, pero si prefieres que el bizcocho tenga forma redonda, te recomendamos los moldes de 22 o 24 cm. Aquí te dejamos algunas propuestas:

Ingredientes:

- 3 zanahorias medianas.
- 170 gramos de harina de trigo.
- 120 ml de aceite de oliva (suave).
- 150 gramos de azúcar moreno.
- 3 huevos.
- 7 gramos (2 cucharaditas) de levadura química en polvo.

Para el frosting o cobertura de queso:

- 200 gramos de crema de queso (tipo philadelphia).
- 50 gramos de azúcar glas.
- 2 cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente.

Cuando ya dispongas de todos estos ingredientes ya podrás comenzar a elaborar esta receta de bizcocho de zanahoria y crema de queso (philadelphia). ¡Comenzamos!

Preparación:

- En primer lugar pelamos las zanahorias y las cortamos en trocitos. Metemos los trocitos de zanahoria en el vaso de la batidora junto con los 120 ml de aceite y trituramos hasta obtener una pasta, de textura tipo puré. Reservamos.

- En otro bol mezclamos los huevos con el azúcar. Lo batimos bien con unas varillas hasta mezclar por completo los ingredientes. Después, añadimos la pasta de zanahoria elaborada en el paso anterior y continuamos mezclando.

- A continuación añadiremos poco a poco la harina tamizada junto a la levadura química. Es muy importante que la harina esté tamizada, ya que nuestro bizcocho estará mucho más jugoso y esponjoso. Mezclamos bien todos los ingredientes hasta que la masa de nuestro bizcocho sea homogénea.

- Untamos el interior de nuestro molde con mantequilla y echamos la mezcla de nuestro bizcocho, listo para comenzar a hornear.

- Hornearemos el bizcocho a 180ºC durante unos 45 minutos. La bandeja deberá estar a media altura con calor arriba y abajo.

- Cuando al pinchar con un palillo nuestro bizcocho, el palillo salga limpio significará que nuestro bizcocho está listo. Posteriormente lo sacaremos del horno y lo dejaremos enfriar antes de desmoldar.

Para el frosting de queso:

Si queremos cubrir nuestro bizcocho de zanahoria con una capa de dulce podemos hacer un frosting de queso. Para ello solo tendremos que mezclar en un bol el queso philadelphia (200 gramos), la mantequilla y el azúcar glas. Lo mezclamos bien y cuando esté listo el frosting cubrimos nuestra tarta con esta cobertura.

¡Le aporta un sabor único al bizcocho!

Cocina Facilisimo

RA