Vida

Prueba estos deliciosos macarrones con chorizo

Prueba estos deliciosos macarrones con chorizo

No tienes que ser oriundo de Italia para amar la pasta. Por eso hoy te traemos esta deliciosa y sencilla receta que de seguro te encantará.

Se trata de una preparación que no tiene nada que envidiarle a un plato de pasta más elaborado y que, a pesar de su sencillez, no es un simple platillo de supervivencia.

Para esta pasta con chorizo, que nos regala el portal Directo al Paladar, vamos a salir de lo común y de los ingrediente precocinados, para ocuparnos con especial cuidado de cada paso y elemento y así conseguir una preparación única.

Necesitarás:

- 400 g de Macarrones
- 1 Cebolla
- 2 Dientes de ajo
- 1 Puerro
- 1 Pimiento rojo
- 1 Guindilla
- 2 Tomates seco rehidratados
- 800gr de Tomate troceado, natural
- 150 gr Chorizo fresco
- 100 ml de Vino blanco
- 1 hoja de Laurel
- Orégano seco al gusto
- Azúcar (opcional)
- Pimienta negra molida
- Queso para gratinar al gusto
- Aceite de oliva virgen extra
- Sal

Preparación:

- Lo primero será cocer los macarrones en abundante agua con sal, siguiendo las indicaciones del empaque y procurando dejarla al dente. Escurrir bien y reservar en una fuente o en una bandeja.

- Procede a picar la cebolla, los dientes de ajo, el puerro, el pimiento y la guindilla sin semillas. Precalienta el horno a 200ºC.

- En una sartén o cazuela calienta un poco de aceite y pocha la cebolla junto a los ajos. Agrega el resto de los vegetales y cocina a fuego medio hasta que cojan color.

- Luego incorpora el tomate seco picado, el tomate en conserva escurrido, el laurel y un poco de sal y azúcar. Remueve bien y cocina a fuego medio unos 10 minutos.

- Pasado el tiempo, añade un chorrito de vino, deja que evapore el alcohol y agrega el orégano. Cocina por unos 10 o 15 minutos más. Tritura la salsa retirando el laurel y reservar.

- Pica el chorizo retirando la piel o corta en trozos no muy grandes y dora en la misma sartén que utilizaste antes. Añade la salsa de tomate y los macarrones y cocinar el conjunto un par de minutos. Traslada a una fuente de horno, añade el queso y deja gratinar hasta que se dore al gusto.

Puedes servir con pimienta negra recién molida y un poco de albahaca fresca, si tenemos.

RA